La productora de ingredientes de panadería tendrá planta.

Lina María Guevara Benavides

Aunque al hablar de los principales socios comerciales de Colombia, el Reino de los Países Bajos (Aruba, Curazao, Sint Maarten y Holanda) no está entre los primeros que se vienen a la mente, lo cierto es que hay por lo menos 150 compañías de esos mercados que tienen presencia directa o, a través de representantes, en el país.

De hecho, se han convertido en el octavo inversor más importante de Colombia. Muestra de ello es el aterrizaje de la fabricante y comercializadora de ingredientes para panaderías y panificadoras, Zeelandia, una firma holandesa que proyecta vender US$50 millones en el mercado local durante sus primeros cinco años de operación, de acuerdo con Dager Flórez, gerente general de Zeelandia Colombia.

¿Cuál es la radiografía general de Zeelandia y por qué decidieron entrar a Colombia?
Zeeelandia es una multinacional holandesa que tiene más de 100 años y uno de sus objetivos siempre ha sido expandirse. Cuando revisamos nuestras opciones en Latinoamérica, además de Colombia, nos fijamos en Perú, Venezuela y Ecuador. Sin embargo, sabemos que la economía colombiana está creciendo, que el tratado de paz ha dado estabilidad a los inversionistas extranjeros y que el consumo de pan en el país es relativamente bajo con 22 kilos frente a otros como Chile donde el per cápita es de 60 kilos. Eso nos hizo ver que teníamos una gran oportunidad para crecer aquí, pues el consumo, además, está siendo más premium.

¿En qué consiste esta entrada en operación?
Siempre que entramos a un país intentamos tener producción local, así que tenemos una planta en Tocancipá en la que invertimos US$2 millones y donde fabricaremos nuestra línea de secos (premezclas y mejoradores en polvo) mientras que la de líquidos la importaremos hasta que tengamos producción aquí. Inicialmente, estaremos en Bogotá, pero la meta es que en tres años exportemos desde Colombia hacia Ecuador, Perú y Centroamérica.

¿Qué capacidad de producción tiene esa planta?
Esta es una fábrica de última tecnología construida con maquinaria holandesa y con equipos de India y Brasil, que es nuestra regional. La planta tiene una capacidad de producción de 200 toneladas mensuales de producto seco y, la importación de líquidos ascenderá a 50 toneladas al mes, para producir aquí en dos años.

¿Cuál es la expectativa de ventas y con qué portafolio?
Para hacerse a una idea, nuestra operación en Brasil representa 30% de las ventas globales. La proyección es que Colombia sea casi igual de grande, entonces la meta es vender $50 millones en los cinco primeros años. Respecto al portafolio, tenemos más de 1.000 productos en todos los países y cada mercado tiene sus particularidades. En Colombia vamos a empezar con 13 productos que han sido seleccionados con ayuda de los clientes locales.

¿Qué tan competitiva es la industria de las panaderías?
Si revisamos, Bogotá tiene cerca de 9.000 panaderías, de las cuales la gran mayoría son informales. Ahora, si tomamos las medianas, el dato es de 3.000 establecimientos en los estratos entre tres y seis, quiere decir que más de 50% del consumo está en Bogotá. Al ver esos números, vemos una gran oportunidad. Con la mejora y el crecimiento de la economía, esa oportunidad es aún más grande y nuestro objetivo es mostrarles a los consumidores que también pueden tener pan de alto valor agregado.

Fuente: La República